sábado, 25 de enero de 2014

Gestor de paquetes (a la apt-get) para Windows

Navegando hace unas semanas leí en un foro de contenido técnico una mención a Chocolatey, un programa para gestionar la instalación de otros programas en Windows que trataba de imitar los sistemas de gestión de paquetes de Linux, como APT en Debian y distribuciones derivadas. 

Pensé que era una buena idea, pero esperaba encontrarme algo a medio cocinar, una implementación mediocre de la idea que acabara por no convencer ni a los entusiastas de Linux que tengan que usar Windows ocasionalmente ni a los usuarios habituales de Windows que teman usar la línea de comandos y de todos modos no iban a echar de menos lo que no han disfrutado nunca.

Sin embargo, la sensación tras echar un vistazo al proyecto, los programas soportados y proceder a su instalación y prueba no podría ser mucho mejor, la verdad. Algunas reflexiones al respecto:
  • El proyecto está bien concebido e implementado, empezando por su instalación que hace uso de PowerShell y un objeto del framework .NET presentes en cualquier Windows moderno para reducir el asunto a copiar y pegar una línea en el símbolo de sistema y ejecutarla. Esto descargará e instalará los archivos necesarios en el sistema. Además no se requieren privilegios de administración para ello ni a la hora de usar posteriormente Chocolatey para añadir y quitar programas.
  • Está suficientemente maduro, a punto de llegar a la versión 1.0.
  • Existen actualmente más de 1500 paquetes disponibles, que si uno consulta durante unos minutos por orden de popularidad, no solo se da cuenta de que están la mayoría de programas, utilidades y bibliotecas/runtimes (tanto freeware como opensource/free software) que vale la pena instalar en un PC (con o sin Windows) sino que te ayuda a descubrir algunos nuevos francamente interesantes que te podrían ser de utilidad en el futuro.
  • Hay disponible una GUI para facilitar el uso inicial (u ocasional) a los más novatos en cuestión de comandos.
  • Como no puede esperarse menos hoy en día, cuenta con una activa comunidad de colaboradores y usuarios que informan de incidencias o consultan y responden las más variadas cuestiones referentes al uso de la aplicación y a los paquetes disponibles.
En resumen, una grata sorpresa para usuarios avanzados y  técnicos o administradores que quieran incorporar a Windows una tecnología con sabor a Linux para facilitar la gestión del software instalado sin tener que ir buscando en los distintos sitios webs oficiales ni tener que pasar por el aro de los, a veces desaprensivos y en la mayoría de casos cuestionables, intermediarios que no aportan nada.