jueves, 28 de abril de 2011

Automatizando descargas de Megaupload

Hace ya unos cuantos meses que dejó de funcionar el shell script que publiqué en los inicios del blog para automatizar descargas de Rapidshare. Esto se debe a la remodelación de dicho sitio web y en concreto al hecho de que ahora se use JavaScript para generar los enlaces de descarga.

Por suerte aún quedan servicios de descarga directa de archivos que además de ser muy populares, funcionan bien y todavía no han incorporado mecanismos para obstaculizar nuestros "planes de automatización". Uno de ellos es Megaupload, quizá el mejor en su categoría, por lo que le he dedicado otro shell script llamado mudl para poder encolar nuestras descargas gratuitas de Megaupload desde la consola usando un archivo de texto con los URLs. Es una solución quick and dirty pero puede sernos útil en servidores sin entorno gráfico o en cualquier sistema Linux donde no podamos tirar de JDownloader (la solución ideal, multiplataforma, multiservidor y con soporte de tiempos de espera dinámicos, cuentas premium, CAPTCHAs y un largo etcétera).

Espero que este tipo de soluciones lo-tech se sigan programando, tuneando y compartiendo para facilitarnos un poco la vida unos a otros, al menos en su dimensión digital ;-)

NOTA: los creadores de Megaupload introdujeron posteriormente cambios en el código de las páginas web que suponen un obstáculo insalvable para el script, que YA NO FUNCIONA, aunque puede servir como ejemplo para tareas similares, por lo que mantengo el enlace.

martes, 26 de abril de 2011

Vigilar precios de FNAC

Una de las ventajas de comprar en tiendas online (además de la comodidad, la gran cantidad de artículos disponibles y conocer la valoración que sobre estos hacen los compradores) es que suelen ofrecer descuentos fuera de los típicos periodos de rebajas. El problema es enterarse de estas ofertas, ya que pocas tiendas te van a proporcionar un servicio de notificación de sus bajadas de precios sobre artículos concretos, pues significaría el aplazamiento de muchas compras y unos menores ingresos por los precios más bajos.

Por suerte, existen servicios no oficiales de seguimiento de precios (price tracking) para las tiendas virtuales más importantes, por ejemplo camelcamelcamel para Amazon. Este cuenta además con un complemento para Firefox que facilita ver los históricos de precios al navegar por las tiendas Amazon y permite programar alertas sobre el artículo deseado vía e-mail o Twitter. Es un servicio gratuito que, unido a los ya de por sí competitivos precios de Amazon (y en el caso de Amazon.co.uk al envío gratuito a España a partir de 25 libras), te puede ahorrar bastante dinero en tus compras habituales.

La mala noticia es que, fuera de la Internet anglosajona, apenas existen servicios de este tipo. Pero si eres usuario de Linux y te gusta el "bricolaje software", no todo está perdido: con unos cuantos programas de línea de comandos y la necesaria cinta adhesiva marca BASH, puedes montarte tus propios artefactos caseros de seguimiento de precios para las tiendas que te interesen...

Como ejemplo presento la primera versión de mi vigila-fnac, un shell script que permite monitorizar los precios de nuestros artículos favoritos en la tienda online de la famosa cadena francesa. Unas instrucciones de uso:
  1. Descargar el script, descomprimirlo y copiarlo en el subdirectorio ~/bin del usuario que quiera usarlo dándole después permisos de ejecución.
  2. Crear en el directorio personal del usuario un nuevo archivo llamado fnac_items.txt y pegar (uno por línea) los links de los distintos artículos de la tienda web en los que estemos interesados.
  3. Preparar la ejecución del script en el inicio de sesión del usuario. En el caso de GNOME puede hacerse desde el menú Sistema-Preferencias-Aplicaciones al inicio. El script ya se encargará internamente de realizar sus comprobaciones sólo una vez al día.
  4. Esperar a que se produzca alguna bajada de precios en los artículos "vigilados". Esta situación se notificará mediante la creación de un documento HTML en el escritorio del usuario, que contendrá la lista de artículos rebajados con sus precios y enlaces a la tienda.
Un par de observaciones:
  • Antes de proceder con el paso número 3 quizá convenga ejecutar a mano desde una consola el script y echar un vistazo al log que genera en el directorio del usuario con el nombre .fnac_errors.txt para comprobar que todo va bien. Una vez se genere el primer documento HTML de ofertas podremos usar el link que contiene para examinar este registro de eventos de forma más cómoda.
  • Hay que llevar cuidado al añadir nuevos links de artículos al archivo fnac_items.txt para no estropear las líneas existentes, que contienen, para cada URL, los distintos precios que ha tenido el artículo correspondiente desde que fue añadido.
Por último comentar la paradójica situación descubierta al observar los precios en el citado archivo: los precios no sólo tienden a bajar con el paso del tiempo, con frecuencia suben, a veces para bajarlos de nuevo más adelante y poder presumir de descuentos sin poner demasiado de su parte. Una forma curiosa de comprobar lo extendida que está entre las empresas que venden sus servicios y productos en este país la costumbre de tomarle el pelo al consumidor. Por eso, ¡feliz y justo ahorro!