miércoles, 3 de marzo de 2010

Codificación de audio en formato Vorbis

Hace poco comentaba la popularidad del formato MP3 a la hora de intercambiar audio digitalizado que ocupe poco espacio sin perder demasiada calidad. También mencionaba el hecho de que desde hace años existen otros codecs superiores tecnológicamente aunque no han tenido tanta suerte. Entre ellos destaca Vorbis (no confundir con Ogg, que aunque es el contenedor habitual puede contener vídeo y otras codificaciones de audio). Es uno de los proyectos de la Fundación Xiph.org, dedicada a proteger los contenidos multimedia difundidos a través de Internet de los intereses privados y el control de las corporaciones. Vorbis, además de ser una tecnología abierta libre de patentes (al contrario que MP3) y en continua evolución, destaca en el aspecto técnico por diversos motivos, aunque podría resumirse en la ventaja práctica de lograr una mayor calidad a igual tamaño de archivo. Se considera un mejor sistema de codificación de audio con pérdida frente a otros conocidos como MP3, WMA o AAC para tasas de bits bajas y medias, y está en general entre los mejores en las pruebas realizadas consiguiendo la transparencia con tasas de bits menores que MP3.

A la hora de reproducir audio en formato Vorbis, podemos encontrar algún problema en ciertos reproductores portátiles centrados en MP3 y WMA, aunque cada vez el soporte es mayor. En cuanto a los reproductores software, la mayoría (y todos los mejores ;) lo soporta n de forma nativa o mediante el uso de plug-ins.

Para convertir audio a este formato tenemos distintas soluciones:
  • En Windows lo más práctico puede ser recurrir a oggdropXPd, que mediante un sencillo arrastrar y soltar nos permitirá codificar nuestros archivos de audio (en formatos sin perdida como WAV) usando distintos encoders Vorbis de calidad.
  • En Linux contamos con multitud de soluciones, pero si tenemos el escritorio GNOME lo más fácil sería usar el Conversor de sonido, ajustando desde Editar-Preferencias los parámetros relativos a la calidad deseada. Desde la consola, siempre que tengamos instaladas las Vorbis Tools, podremos codificar nuestros archivos WAV tecleando: oggenc -q 5 *.wav (la calidad 5 indicada es la recomendada para conseguir la transparencia y equivale a unos 160 Kbps; aquí pueden consultarse más recomendaciones a la hora de usar Vorbis)
Por último hay que tener en cuenta que el transcoding desde otros formatos de audio con pérdida (como MP3) no es nada recomendable por acumular una pérdida de calidad y solo deberíamos planteárnoslo si la calidad del archivo de partida es aceptable (el mínimo absoluto serían 192 Kbps), la calidad del archivo resultante no es prioritaria (como comentábamos Vorbis destaca en tasas de bits bajas y medias) y sobre todo: si no podemos conseguir la misma grabación en un formato sin perdida como WAV o FLAC. Nada es perfecto ;-)