martes, 23 de febrero de 2010

Arranque de Windows 7

Los sistemas Windows de la familia NT (incluyendo a su miembro más usado Windows XP) hasta Windows Server 2003, comparten, entre otras cosas, la forma en que se inician: el código de arranque del MBR pasa el control al código de arranque del VBR de la partición activa y este a su vez lo pasa al cargador de NT, el archivo NTLDR. Eśte será el encargado de interpretar el archivo Boot.ini y mostrar el menú de inicio en caso de encontrar más de un sistema operativo, cargando el kernel del sistema elegido y continuando con otros drivers y bibliotecas necesarios. Pero todo esto ha cambiado a partir de Windows Vista.

Desde Windows Vista y hasta Windows 7 (pasando claro está por Windows Server 2008) el proceso de arranque ha sufrido importantes cambios. Ahora hay un gestor de arranque, BOOTMGR, que sustituye a NTLDR y que tras leer los datos de configuración de arranque guardados en \Boot\BCD (en lugar de Boot.ini) muestra si es necesario el menú de arranque y permite cargar cualquier sistema Windows presente en el equipo. Hay que tener cuenta que esta compatibilidad con otros modos de arrancar solo funciona hacia atrás, por lo que si deseamos instalar dos sistemas Windows en el mismo PC, por ejemplo Windows XP y Windows 7, deberemos instalar primero el más antiguo y por último el más moderno, que será quien se haga cargo de gestionar el arranque de ambos. Si por cualquier motivo no podemos elegir el orden y nos vemos obligados a instalar al final el Windows más antiguo tendremos que recuperar el cargador original usando el DVD de instalación.

Por último, podemos recurrir a la utilidad gratuita EasyBSD para personalizar el nuevo sistema de arranque de Windows y poder así elegir entre distintas instalaciones de Windows o incluso de otros sistemas operativos como Linux. Lo importante, una vez más, es poder elegir ;-)