jueves, 30 de diciembre de 2010

Detectando intrusos en tu WiFi

Viene siendo habitual desde hace un tiempo que a cualquier propietario de ordenador portátil con WiFi (sobre todo si es joven, varón y tiene demasiado tiempo libre ;) le dé en algún momento por explorar las redes inalámbricas del vecindario, bien para intentar gorronear la conexión a Internet de algún vecino incauto o por el mero hecho de conseguirlo y sentirse todo un "jaker". Unos años atrás era más fácil aún conseguirlo debido a lo novedoso de los puntos de acceso WiFi y a lo mal que se protegían, aunque al mismo tiempo era menos frecuente por lo escaso de estas instalaciones y de los usuarios con los conocimientos necesarios. Eso fue cambiando de forma bastante rápida con la popularidad de las tecnologías inalámbricas y, aunque la seguridad "de fábrica" de los aparatos iba mejorando, también lo hacían las herramientas de hacking y sobre todo, estas iban "democratizándose" en forma de documentación asequible (tutoriales para torpes en foros con lenguaje SMS ;) y scripts o incluso distribuciones de Linux preparadas para "reventar" (la palabra respetable es auditar) de forma fácil este tipo de redes (Airoscript, WiFiSlax, etc.)

La situación actual es que se han hecho tan comunes este tipo de intrusiones que han dado lugar a nuevos problemas, algunos con serias implicaciones legales: ¿qué pasa si un extraño entra en tu red WiFi abierta (o mal protegida) y comete un delito informático usando tu conexión a Internet? Otro problema opuesto más curioso que a veces planteo ante algún "aprendiz de hacker" jactándose de usar la conexión del vecino es el siguiente: cuando estás asociado a un punto de acceso inalámbrico desconocido, estás conectado a esa red con todas sus consecuencias; tu te estás conectando a un host (el router) para poder navegar por Internet, pero desde cualquier host de esa red tu eres visible, lo cual se puede traducir como "espiable" e incluso como "conectable". ¿Y si esa red WiFi estaba abierta o mal protegida adrede para atraer intrusos (el nada novedoso concepto de honeypot) y acabas siendo un "cazador cazado"? Quizá así a priori no lo consideremos como algo muy probable, pero da qué pensar, sobre todo últimamente y leyendo noticias como esta...

Y toda esta cháchara debería haber servido como introducción al tema que me ocupa hoy, que es presentar un sencillo shell script para Linux que puede ayudar al usuario legítimo de una red inalámbrica a estar más tranquilo respecto a "visitantes no invitados". Recientemente estaba mirando las distintas opciones de uso de nmap, el potente escáner de puertos, y se me ocurrió la idea de automatizar su uso desde un script para vigilar la red local y detectar cambios en el número de PCs conectados. Sería una especie de IDS de fabricación casera que, en lugar de analizar el tráfico de la red en busca de patrones que disparen la alarma, simplemente cuenta cada cierto tiempo los PCs conectados a esta (en nuestro caso la red inalámbrica) y si el número no es el esperado lo notifica al usuario con un mensaje en pantalla (para que este sea más visible he usado Zenity.)

El archivo, llamado vigila-wifi deberá copiarse a /usr/local/bin para poder ejecutarlo desde cualquier parte con sudo (le harán falta los privilegios de root para una correcta inspección de la red.) Obviamente se le darán permisos de ejecución y antes de su uso deberá editarse para adaptar su comportamiento a nuestras necesidades. La idea es invocarlo desde un emulador de terminal pasándole como argumento el número de hosts conectados en ese momento. Cada vez que detecte un cambio mostrará una caja de diálogo y volcará en la consola el evento correspondiente. Si no vamos a estar sentados al teclado podríamos adaptarlo para emitir una señal acústica y si ni siquiera vamos a estar en casa hacer que envíe un e-mail para informarnos. Estas opciones las intentaré incluir próximamente en una nueva revisión. Incluso puede que me de por portarlo a Windows en una u otra forma... Con estos buenos propósitos informáticos me dispongo a terminar 2010 y a comenzar el annus horribilis de 2011. Buenas noches y buena suerte.


NOTA: el uso de señales acústicas en Ubuntu y derivadas usando el PC speaker está "capado" de fábrica y no tiene una activación fácil, pero sí he incorporado el envío de alertas por e-mail. La versión para Windows creo que tendrá que esperar indefinidamente...

martes, 28 de diciembre de 2010

El negocio del agua embotellada

Hace ya bastantes años que se viene produciendo un fenómeno curioso en los países desarrollados: convertir un bien básico, universal, imprescindible para la supervivencia como es el agua, en un rentabilísimo producto de consumo. No paso por alto que el agua potable, de una forma u otra, siempre ha tenido un valor económico en las sociedades industrializadas y ha llevado asociados a su extracción, almacenamiento, tratamiento, distribución, etc., unos costes que se tienen que cobrar de algún modo al usuario final. La situación relativamente nueva a la que me refiero es la venta, de forma generalizada, de agua embotellada y, sobre todo, a "la venta de la idea" de que este es el mejor o incluso el único tipo de agua que garantiza una alimentación sana y una vida saludable.

Esta nueva situación se consigue principalmente a través del marketing y la publicidad televisiva: convencer poco a poco a millones de personas de que el agua que sale de sus grifos no es lo suficientemente buena para que ellos y sus familias la consuman de forma cotidiana. Primero fue en restaurantes y más adelante en bares, donde parecía más profesional (y rentable) servirla y más elegante (o incluso conveniente por motivos de higiene) pedirla en lugar del agua del grifo que tradicionalmente se había servido de forma natural y sin complejos. Después llego la moda a los hogares, donde el agua de toda la vida ya no sabía tan bien o ya no inspiraba tanta confianza comparada con la alabada agua mineral (como si no abundaran las aguas "del grifo" que cuentan con minerales disueltos...)

Está claro que, aunque en cualquier hogar de un país desarrollado el agua que sale del grifo se presupone apta para el consumo humano, no todas tienen la misma calidad, ni el sabor, ni serán igual de saludables para el consumidor. Y esto es así por los distintos "aditivos" que arrastran desde su procedencia hasta el grifo debido a factores como las características geológicas del terreno, el nivel de contaminación del entorno, el tipo de tratamiento y depuración que se le aplica antes de la distribución, etc. El problema, o mejor dicho, el timo, viene cuando la gente ha sido condicionada a no consumir el agua local en favor de estas aguas "comerciales", en teoría más saludables, sin saber: 1) que está pagando cantidades obscenas (pueden llegar a las miles de veces en comparación con la local) por esa agua embotellada en regiones remotas, supuestamente en manantiales o fuentes naturales; 2) que la calidad de esa agua tan cara no es necesariamente mejor que la que sale de su grifo, como incluso el gran público ha podido saber por algunas noticias.

Como (casi) siempre, existen alternativas al paso por este aro. La más fácil es volver a consumir agua del grifo, aunque sólo será recomendable para lugares donde la calidad de esta sea aceptable, tanto por el sabor como por el resto de aditivos que no se notan pero pueden afectar a la salud. Para los que no tengan esta suerte o tengan dudas sobre la calidad de su agua, la alternativa consiste en tratar el agua antes de su consumo. Los métodos más efectivos para ello son el uso de filtros de ósmosis inversa y la destilación. Aquí puede verse una tabla comparativa más detallada sobre ambos tratamientos. Teniendo en cuenta la pureza del agua obtenida, el coste del aparato y su mantenimiento, el espacio que ocupa, si requiere o no instalación, etc. decidí hace unos meses probar una destiladora de agua. Tras buscar y comparar productos la compré en esta tienda porque, además de tener los mejores precios de todas las que encontré, se trata de una empresa pequeña que da un trato excelente y una rápida respuesta ante cualquier duda o problema (además de la correspondiente garantía y de la ventaja añadida de disponer de cualquier pieza de recambio necesaria.) De momento estoy más que contento con la inversión (que prácticamente ya he amortizado) y con la calidad del agua obtenida. Tanto que incluso he regalado recientemente una a mis padres para que no carguen tanto peso y al mismo tiempo mitigar sus problemas de riñón. Sobre las advertencias que leí o escuché hace tiempo sobre el consumo de agua destilada, tras leer artículos como este y estar bebiéndola durante varios meses tengo que decir que me parecen una combinación de estupidez y de intereses creados. Allá cada cual con sus tragaderas...

martes, 30 de noviembre de 2010

Variaciones de un escenario oscuro y probable

Ando liado últimamente y no he podido acabar ciertos posts interesantes que tengo a mitad. A pesar de ello si he encontrado algún hueco para seguir informándome sobre la actualidad económica y he podido confirmar que el proceso de deterioro de la situación de España se ha acelerado estas últimas semanas y ha pasado claramente el punto de no retorno. Algunos analistas independientes sitúan el desastre a final de año, otros en la primavera del próximo y algún otro no se atreve a poner fecha, pero todos parecen seguros de que es inevitable:

martes, 16 de noviembre de 2010

Consejos prácticos para sobrevivir a la crisis

En mi último pedido de libros a Amazon me hice con un ejemplar de "The ultimate suburban survivalist guide " (algo así como la guía definitiva del superviviente suburbano) en base a la actualidad de su temática y a las buenas críticas de los lectores. En tiempos de crisis proliferan libros como este, y más en el mercado editorial norteamericano, y en esta CRISIS. En ellos se suele urgir al lector a prepararse para la debacle: hacer acopio de provisiones, armarse hasta los dientes, construirse un refugio a prueba de bombas en las montañas, etc. Todo muy "madmaxista" (término acuñado en los foros de Burbuja.info) y frecuentemente de poca utilidad práctica en escenarios menos tremendistas.

Este libro intenta escapar a ese planteamiento y se dedica a recopilar información práctica que ayude al ciudadano de a pie a prepararse ante distintas eventualidades y situaciones adversas que según expertos independientes (no todos ellos chalados conspiranoicos) serán demasiado probables como para ser ignoradas durante los próximos años. Aunque dedica capítulos a situaciones extremas como son los desastres naturales (por otro lado cada vez más frecuentes debido al cambio climático) también trata de las finanzas e inversiones personales, del ahorro en las compras domésticas, de formas sostenibles de transporte, de la salud, de la seguridad del hogar, etc. Además, al finalizar cada capítulo resume los consejos más importantes en una ficha titulada "The least you can do", lo menos que puedes hacer. A pesar de que algunos sean bastante obvios en tiempos de crisis y otros puedan parecer muy exagerados a los más optimistas, creo que no harán daño a nadie, por lo que me dispongo a traducirlos libremente a continuación, sin orden ni concierto (para mayor efecto ;)

  • Tener un extintor en casa.
  • Tener siempre en casa varias linternas y pilas de recambio.
  • Liquidar cuanto antes las deudas de tarjetas de crédito y cualquier otro crédito de interés alto.
  • Si tenemos una hipoteca intentar hacer un pago extra cada año pero no liquidarla completamente si obtenemos dinero y tenemos otros usos para el mismo.
  • Tener una parte de nuestros ahorros en efectivo.
  • Cambiar parte de nuestros ahorros por metales preciosos como el oro y la plata.
  • Tener siempre en casa agua embotellada para un mínimo de tres días (recomendados 8 litros por persona y día)
  • Tener reservas de comida para al menos un mes. Comenzar por productos básicos fáciles de obtener y almacenar como: cereales y granos integrales, arroz y alubias. Añadir comidas deshidratadas, envasadas al vacío o enlatadas. También aceite de oliva y especias habituales. Alimentos reconfortantes como el chocolate, la mantequilla de cacahuete y algunos aperitivos envasados nunca están de más.
  • Aprovechar las ofertas de los supermercados y planificar las comidas en función de estas.
  • Hacer listas de la compra y tratar de ajustarse a ellas una vez en la tienda.
  • Considerar el plantar un pequeño jardín, incluso si se empieza usando macetas y una sola especie vegetal.
  • Preparar una bolsa de viaje a modo de botiquín con los productos habituales y los medicamentos de uso más frecuente y tenerla siempre a mano en un lugar conocido.
  • Si no se es demasiado perezoso hacerse con una planta de Aloe Vera. Son fáciles de cuidar, difíciles de matar y tienen muchos usos medicinales.
  • Instalar una cerradura robusta en la puerta principal. Tratar de hacer el resto de puertas y ventanas menos accesibles a posibles ladrones.
  • Tener siempre en casa algunas velas y cerillas, un abrelatas manual y una radio solar o de recarga manual.
  • Reunir algunos libros que se quieran leer.
  • Hacer copia de seguridad de los archivos importantes en DVDs o en un pendrive.
  • Ponerse en forma. No hay que convertirse en un atleta olímpico, pero debería adquirirse la suficiente forma física como para poder caminar unos 8 kilómetros cargados con una mochila sin sufrir demasiado.
  • Comprar una bicicleta y equiparla con un cesto o unas alforjas. Conseguir también un candado robusto para protegerla.
  • Mantener el depósito del coche lleno, al menos hasta la mitad, en todo momento...

martes, 9 de noviembre de 2010

Enorme colección de documentales

El autor del blog DocumentaleSat.Online lleva casi 3 años recopilando documentales sobre prácticamente cualquier tema: historia, ciencia, música, ufología, conspiraciones, espiritualidad, sexo, tecnología e Internet, Harry Potter, etc. Suele incluir enlaces para su visionado on-line en servicios como MEGAVIDEO o para su descarga usando MEGAUPLOAD o redes P2P como eDonkey2000 (la del famoso eMule.)

Aunque ya me había tropezado con algunos documentales procedentes de este blog (descargados en otros sitios) no lo había visitado directamente hasta hace poco. Aunque puede resultar un tanto caótico e incluso algo cutre, me recuerda a la Internet más underground de los años 90, donde primaba el contenido sobre el continente y la "dedicación esporádica pero efectiva" sobre el "insulso posteo cotidiano" (habitual en blogs y microblogs actuales.) Otra virtud que le encuentro es la falta de prejuicios del autor a la hora de seleccionar nuevos contenidos. Sin modas ni filtros cuadriculados. Una especie de síndrome de Diógenes de los documentales. Más que suficiente para mí ;-)

Como selección improvisada y urgente (debido a su importancia en la actual crisis) entre sus gigas de contenidos, me quedo con tres documentales sobre economía, capitalismo y colapso:
  • El poder del dinero. Serie de 6 capítulos de la BBC donde se rastrean los orígenes de la banca, las aseguradoras, las burbujas, las hipotecas, la bolsa y otros aspectos de la economía mundial.
  • Capitalismo: una historia de amor. En su último film hasta la fecha, Michael Moore nos muestra, sin tratar de evitar la polémica, el lado oscuro del capitalismo moderno en Estados Unidos.
  • Collapse. Esta reciente producción independiente nos presenta a Michael Ruppert, periodista y ex-agente estadounidense que predijo la actual crisis económica y que, en una reveladora (y en ocasiones conmovedora) entrevista, vaticina un futuro negro como el petróleo que se acaba...

martes, 26 de octubre de 2010

Comprando libros a través de internet

Comienzo con esta una serie de entradas relacionadas con las compras on-line. Quizá sea ya un poco tarde porque desde hace un tiempo se ha convertido en algo "normal" y ya no se ve como un recurso de geeks con aversión a las tiendas y sus amables-pero-vigilantes dependientas. En cualquier caso creo que esta "pérdida del miedo al comercio electrónico en España" podría hacer más útiles este tipo de recomendaciones, máxime en un momento de crisis económica que alimenta la práctica lonchafinista entre las clases medias ;-)

Empezaré con la compra de libros... Sí, ya sé que en España se lee poco. También soy consciente de que existen sitios web como Scribd (o como este y este otro en español) donde se pueden leer y descargar gratuitamente miles de libros... Pero puede que a pesar de todo queramos la versión en árbol muerto con las ventajas que ello supone (poder subrayar y anotar, poder leer en cualquier parte aunque no haya corriente eléctrica, poder rellenar estanterías, etc.). En ese caso yo recomendaría las siguientes opciones:
  • Casa del libro. La web y tienda on-line de esta cadena de librerías es interesante por su enorme catálogo de libros y su funcionamiento bastante decente (para lo que suele estilarse en Hispanistán.) Últimamente están haciendo un 5% de descuento para pedidos de al menos 5 libros y si nos asomamos de vez en cuando podemos pillar un período de 2 o 3 días en que además nos regalan los gastos de envío. Posibilidad de pedir contra-reembolso.
  • Iberlibro. Sitio web hispano perteneciente a AbeBooks: "... un mercado online de libros. Miles de librerías de todo el mundo ponen a la venta millones de libros nuevos, antiguos, agotados y de ocasión en las páginas web de AbeBooks" (más explicaciones aquí.) Especialmente interesante en caso de buscar libros agotados y de ocasión que no vamos a encontrar en tiendas como Casa del libro. Cuidado con envíos desde fuera de la UE, ya que últimamente paran más paquetes en Aduanas y podría salir caro...
  • Uniliber es una "Asociación Nacional española de profesionales del Libro antiguo, viejo, usado y agotado, así como de profesionales del Coleccionismo...". Similar a Iberlibro pero de ámbito nacional y con más posibilidades para libros antiguos y de colección.
  • Amazon.co.uk es la rama británica de Amazon, la tienda on-line por excelencia. Aquí podremos encontrar montones de libros sobre cualquier tema, poniendo de relieve la abundancia y variedad del mercado anglosajón del libro y lo competitivo de sus precios, al menos si se comparan con los del oligopolio, digo mercado español. Por supuesto, la inmensa mayoría de referencias son en inglés, pero puede ser interesante para libros de informática, ingeniería y otras disciplinas técnicas (teniendo claro está un nivel mínimo de comprensión lectora). Si además tenemos en cuenta que: 1) desde hace unos años ya no solo venden libros, música y DVDs sino electrónica de consumo, material de deportes y un montón más de artículos, 2) que al estar en UK no hay aranceles ni tasas de aduanas, 3) que recientemente han comenzado a ofrecer gastos de envío gratis para España en pedidos de más de 25 libras (consultar condiciones aquí) y 4) que la libra esterlina no anda demasiado por encima del euro últimamente pues francamente, es una opción altamente recomendable para comprar barato con unas garantías mínimas. Pregunta: ¿cuanto pagan en Gran Bretaña (con sus salarios aproximadamente al doble que en Hispanistán) por el último modelo de consola Wii? Menos de 160 leuros al cambio actual... En FNAC, que tampoco es española pero opera en España, 204 leuros y ni siquiera regala portes, con lo que, puesta en casa son 213 eurazos. La diferencia es importante y a mí no me dejará lugar a dudas si estas navidades me da por comprarla...
  • The Book Depository es un grato descubrimiento reciente; podemos encontrar un montón de libros en inglés a un precio competitivo (aunque por lo general menos rebajado que en Amazon) pudiendo pedirlos sueltos, ya que no hay un pedido mínimo para enviarlos gratis a España. Además te llegan en apenas una semana, más rápido que muchos envíos postales dentro de Hispanistán. Interesante, por ejemplo, para recibir en casa por menos de 3 euros el fancine alternativo que Alan Moore comenzó a publicar desde Northhampton este año. Viva la globalización.

viernes, 15 de octubre de 2010

¿Nadie predijo la crisis? Cuatro nombres...

Una de las cosas que más me molesta de entre todas las gilipolleces que se vienen diciendo en los medios de comunicación y que muchos ciudadanos de a pie, algunos cercanos, repiten como un mantra cuando sale el tema es: "esta crisis nadie la vio venir". En este último caso una posible conclusión sería que "la ignorancia es muy osada". Pero no puede ser la ignorancia la que mueva a supuestos expertos, economistas y "analistos" varios... En el caso del ministro de turno, de sus compañeros de gobierno y de los periodistas en nómina, está claro que forma parte de su trabajo decir cosas como esa, pero ¿qué empuja a la mayoría de economistas a decir que nadie lo vio venir? ¿Podría ser el hecho de que ellos no lo vieron venir y ahora para no quedar como estúpidos intentan convencer(se) de que nadie pudo hacerlo? Y si vieron algo y callaron ¿eso no los convertiría en cómplices y paniaguados del stablishment lo que sería aún peor? Lo más triste del asunto es que no solo los expertos que fallaron en sus previsiones no van a pagar con ello (ni siquiera con el descrédito y el desprestigio, al menos de momento) sino que ignoran o descalifican y marginan a las pocas voces sensatas que sí lo vieron venir.

Sin necesidad de salir de España encontramos varias de estas voces disonantes, que desde años antes de que se reconociera la crisis, venían alertando de las amenazas a las que se enfrenta la compleja economía actual y de la mayoría de los problemas que han acabado dando forma a la crisis en la que estamos inmersos: burbuja inmobiliaria, alto nivel de endeudamiento, crisis financiera y de crédito, mala gestión del estado español, política monetaria europea, etc. Son voces independientes, y aunque no sean del todo objetivas (tampoco presumen de ello) en la intersección de las cuatro se pueden encontrar más hechos objetivos y análisis más certeros (aunque a veces sean descorazonadores) que en la mayoría de los medios oficiales. Sus nombres:
  • Santiago Niño Becerra. Economista y autor de "El crash del 2010", uno de los libros que recomendaba recientemente. Escribe a diario una columna en la Carta de la bolsa en la que analiza la evolución de la situación económica y los retos a los que se enfrenta este mundo globalizado y nosotros sus pasivos habitantes.
  • Roberto Centeno. Ingeniero y economista, experto en el sector energético y crítico donde los haya del estado actual de la nación y sus autonomías. Conocido en los foros de burbuja.info como Centeneitor por la vehemencia de sus opiniones y lo letal de sus predicciones. Esta es su página web (algo desatendida) y aquí publica una columna semanal que vale la pena leer aunque no sea apta para corazones débiles...
  • Marc Vidal. Gestor y emprendedor nato, es el más joven de los cuatro y el que mejor conoce los aspectos de la nueva economía en la sociedad del conocimiento. A pesar de ello tampoco ve las cosas de color de rosa y a veces se indigna casi tanto como Centeno, con el que comparte bloque virtual en Cotizalia, donde también escribe columna. Su blog personal esta temporalmente en pausa pero mantiene las interesantes reflexiones que el autor ha venido realizando hasta el pasado mes de Septiembre.
  • Ricardo Vergés. Aunque lo he leído menos, para algunos este arquitecto es quien mejor conoce la (perniciosa) evolución del mercado inmobiliario español y sus consecuencias y fue una de las primeras voces en alertar sobre la burbuja que se estaba inflando. Aquí pueden leerse sus artículos, informes y estadísticas.

jueves, 7 de octubre de 2010

Tres libros para entender mejor lo que se nos viene encima

Siguiendo con el tema de la crisis y aprovechando algunas lecturas veraniegas fuera del terreno de la ficción, me gustaría recomendar tres libros que de un modo u otro me han ayudado a entender mejor estos tiempos modernos que nos ha tocado vivir así como las amenazas a las que nos enfrentaremos durante los próximos años.

  • "Introducción a la economía: una guía para todos (o casi)", por John Kenneth Galbraith. De la mano de uno de los grandes economistas del siglo XX, se nos desvelan los fundamentos de la economía y sus efectos sobre la sociedad. El libro, publicado por primera vez en español en 1979 y reeditado en repetidas ocasiones, utiliza un formato de entrevista para que su autor vaya explicando de forma amena y a menudo crítica, todos esos conceptos que condicionan nuestras vidas pero (o por eso mismo) nadie se ha preocupado de explicarnos: inflación, paro, multinacionales, libre mercado, política fiscal, política monetaria, etc. Una visión lúcida y humana sobre el papel de la economía en la sociedad y sobre los retos a los que se enfrentaría (ese futuro ya ha llegado) en los próximos años si no se ponían los medios necesarios para evitarlo.
  • "El crash de 2010: toda la verdad sobre la crisis", por Santiago Niño Becerra. Publicado en 2009, este libro marcadamente divulgativo trata de analizar las claves de la crisis global que estamos viviendo: origen, evolución y consecuencias. A pesar del título, su autor, catedrático de estructura económica, no es otro oportunista más que haya decidido, a toro pasado, escribir sobre la crisis, pues lleva haciéndolo más de cuatro años, publicando artículos de opinión económica en diversos medios alternativos (principalmente aquí) y sólo es desde hace unos meses que ha atraído la atención de medios más importantes. Hay que reconocerle el ser de las primeras voces que, en España, habló de crisis sistémica, de modelo agotado y de un futuro entre negro y gris para el factor trabajo, dependiendo de cómo se hagan las cosas.
  • "Colapso: por qué unas sociedades perduran y otras desaparecen", de Jared Diamond. Este libro, publicado hace años en España (antes de que se hablara de "crisis") no trata sobre esta crisis, al menos de forma explícita. Su enfoque es más cercano al de un historiador o antropólogo, haciendo un análisis bastante riguroso de los múltiples factores que llevaron al declive (y eventualmente al colapso) o a la prosperidad a diversas civilizaciones y sociedades, tanto antiguas como modernas. Al final, una reflexión sobre las enseñanzas prácticas a extraer de todo ello y una mirada a los retos a los que se enfrenta actualmente la civilización occidental...

jueves, 30 de septiembre de 2010

Crash Course

Me dispongo a continuar la nueva serie de posts sobre la crisis después de una fallida huelga general en que ha saltado a la vista que el españolito de a pie no tiene demasiado interés en reivindicar nada y prefiere quedarse de brazos cruzados esperando a que escampe o a que los próximos gobernantes (los mismos perros con distintos collares) le saquen las castañas del fuego. No se si esta pasividad generalizada se debe a la tradicional resignación hispana o a una especie de optimismo ciego que ha florecido en la sociedad española durante los años de vacas gordas (favorecido por el bombardeo de mentiras desde los informativos) y que nos hace creer que el futuro no puede ser muy distinto del pasado reciente, en pleno estado del bienestar. Precisamente hoy, un día cualquiera más de esta crisis a la que ya nos hemos acostumbrado, las agencias de calificación nos bajan el rating, Irlanda se aproxima un poco más a la bancarrota, la bolsa baja debido a las dudas sobre el sector financiero europeo y el petróleo experimenta una subida tras confirmarse una caída en el suministro. Son pequeños indicios que uno puede encontrar en los rincones de cualquier periódico y que al ser conectados no hablan precisamente de una pronta recuperación y vuelta a la normalidad, como nuestros gobernantes nos quieren hacer creer...

Sobre estas cuestiones y aprovechando que se ha traducido no hace mucho al castellano, presento un curso intensivo sobre la quiebra del actual modelo económico. Su autor es Chris Martenson, un científico y analista financiero estadounidense que un buen día tomó conciencia de la preocupante situación a la que se enfrenta su país (y el resto del mundo occidental) y tras cambiar totalmente su estilo de vida, se dedicó a dar seminarios para informar a la gente, tratando de concienciarla y prepararla para los cambios que se avecinan. Se trata de una serie de presentaciones multimedia donde se van analizando los distintos factores a tener en cuenta para hacer un diagnóstico serio del punto en que nos encontramos y más importante aun, de cual puede ser la evolución en un futuro próximo. Recomiendo encarecidamente su visionado completo (la duración total asciende a más de 4 horas) para poder entender como funciona el sistema en el que vivimos y confiamos y poder evaluar los riesgos a los que este se enfrentará durante los próximos años...

domingo, 26 de septiembre de 2010

Primer post sobre la crisis

Debido a la crisis en curso y ante la rápida evolución de los acontecimientos socio-económicos bajo su sombra, voy a romper la línea temática de publicación de este modesto blog para incluir cualquier documento o información de utilidad para entender la misma; su origen, sus implicaciones y lo que cabe esperar en un futuro cercano. He estado leyendo desde hace años (desde antes de que se reconociera en ningún medio de comunicación de masas) sobre el tema pero cuando comencé con El daltónico ante el semáforo a principios de año aun tenía ciertas dudas sobre la veracidad de los pronósticos más alarmantes y preferí orientarlo hacia algunas de mis aficiones, como una distracción más de un ciudadano español del siglo XXI educado en las TIC. Recientemente me he dado cuenta de lo absurdo de este escapismo: no sólo de informática vive el hombre; ni siquiera de música o literatura y, cuando todo comienza a tambalearse a tu alrededor, deben revisarse las prioridades y empezar a compartir, aunque sea solo con un puñado de amigos y allegados, información más importante, por muy desalentadora que pueda ser. Aun a riesgo de resultar algo paranoico. Por si acaso. Por supuesto, además de preocupantes diagnósticos vetados en los medios oficiales, intentaré apuntar a algunas recomendaciones que otros más concienciados y formados que yo están publicando con la esperanza de ayudar a la gente a prepararse para el futuro que nos espera, que sin duda, y como mínimo, no va a ser como el pasado inmediato...

La primera recomendación tiene que ver con un foro de información económica que ya ha salvado a muchos de la ruina al informarles sobre las burbujas inmobiliaria y crediticia desde antes de que estas se reconocieran en los medios oficiales. Se trata de Burbuja.info y aunque su reciente popularidad lo está empezando a llenar de basura y ruido informativo, aquí se puede encontrar una selección de sus hilos de discusión más importantes.

La información es poder; por eso en los mass media hablan del duelo en el PSOE madrileño, de que hace calor en verano y llueve en otoño, de los correbous, de la "princesa del pueblo", de la última lesión de un "galáctico" pateador de pelotas o del enésimo bodrio cinematográfico subvencionado en lugar de hablar del aumento del índice de suicidios en España, de las cifras reales de paro y economía sumergida, de qué ha pasado con el famoso ICO o de por qué no se han recortado coches oficiales, altos cargos elegidos a dedo y gastos superfluos a lo largo y ancho de la piel de toro... En definitiva, que seguirán barriendo la mierda bajo la alfombra mientras puedan para que todo siga igual y la crisis la paguen los de siempre. Otro día más, que si no me sentará mal la cena...

sábado, 18 de septiembre de 2010

Despedida de Ilegales

Este año el mítico grupo asturiano de rock Ilegales se despide de los escenarios después de casi 30 años y tras publicar una caja con su legado musical: "126 canciones ilegales". Debido al éxito de sus primeros conciertos de despedida han ampliado fechas y ciudades hasta final de año. Después se reconvertirán en Jorge Ilegal y Los Magníficos, una banda que rescatará estilos musicales del pasado y que promete originalidad y calidad a partes iguales. En esta web de reciente creación puede verse lo que se cuece en torno a Jorge Martínez y sus proyectos.

Sobre Ilegales y su líder se ha dicho de todo (y no siempre bueno ;) pero lo importante es que su actitud y la mayor parte de su repertorio son puro "rock ilegal". Provocación, chulería macarra, sexo primario, apología de la violencia (y la lucha), crónicas sociales, del crimen y de la locura, fascinación por la guerra y cierta misoginia son algunos de los componentes de sus letras. Sonoramente, su amplio repertorio bebe de diversos estilos: pop, rock 'n' roll, punk, reggae, jazz, blues, hard-rock... Y al frente de la banda, Jorge Ilegal, un estupendo guitarrista, versatil cantante, talentoso aunque irregular letrista (capaz de rozar la genialidad) y, en definitiva, un auténtico personaje por su apariencia, personalidad y falta de pelos (también) en la lengua.

Como muestra del Jorge personaje aquí se puede descargar una entrevista de más de dos horas que le hicieron hace unos años en una emisora de radio; sin duda la mejor entrevista (o al menos la más auténtica) en su categoría que puedas llevarte a la oreja...

Como muestra del Jorge músico, macarra y poeta, un par de selecciones personales en formato MP3 que reunen las que considero sus mejores canciones (limitando el asunto a la capacidad de 2 CDs de audio ;)
  • Actitud ilegal: recoge una muestra del sonido y la actitud que han dado (mala) fama al grupo a lo largo de los años. Una ráfaga de veintisiete canciones en orden cronológico.
  • Romanticismo ilegal: la otra cara de Jorge, su lado más melódico y/o romántico, aunque no en un sentido convencional ;-) Veintidós perlas sonoras en orden cronológico excepto por el himno dionisiaco que pedía cerrar la selección.
Para completar mi perspectiva personal del grupo y aprovechando que tuve el honor de verlos en su último concierto en Gijón este verano, dejo un par de instantáneas de su prueba de sonido y de la mítica actuación que congregó a miles de fans en una velada inolvidable...



martes, 31 de agosto de 2010

Baladas de hard rock y heavy metal

Por segunda vez y, sin querer convertirlo en una costumbre, voy a salvar por los pelos el cupo de Agosto publicando esta breve entrada sobre una recopilación musical que tenía pendiente. Esta vez se trata de lo que comunmente se conocen como baladas; canciones melódicas, pegadizas y lentas o medio lentas. La particularidad es que todas pertenecen a grupos de rock duro y heavy metal, muchos de ellos clásicos y presentes en la recopilación anterior con canciones pegadizas pero moviditas. Aquí muestran su lado más sensible (he intentado que no llegue a cursi pero supongo que es cuestión de gustos ;)

La lista de bandas y títulos:
  • "Liberty", Steve Vai
  • "Lady of the valley", White Lion
  • "When the smoke is going down", Scorpions
  • "Beth", Kiss
  • "Child in time", Deep purple
  • "Lady in black", Uriah Heep
  • "Stairway to Heaven", Led Zeppelin
  • "A tale that wasn't right", Helloween
  • "Astronomy", Blue öyster cult
  • "Master of the wind", Manowar
  • "Before the dawn", Judas priest
  • "Strange world", Iron maiden
  • "More than a feeling", Boston
  • "Siempres estás allí", Barón rojo
  • "Nothing else matters", Metallica
  • "Planet caravan", Black Sabbath

Aquí se puede descargar la mezcla en formato MP3 y aquí una versión en formato Vorbis que mejora la reproducción sin saltos. ¡Que aproveche!

sábado, 31 de julio de 2010

Melodic Hard Rock

Aunque estoy oficialmente de vacaciones y mis esfuerzos se centran en no hacer nada, voy a salvar por los pelos el cupo de posteos del mes de Julio colgando una de las recopilaciones musicales que tengo en la recámara...

Esta vez se trata de "rock duro melódico", lo que yo entiendo como rock de cierta contundencia y/o protagonismo guitarrero pero no basado en el blues o el rock and roll sino en las melodías más típicas del pop y el folk. Para definir mejor los límites de la selección, decir que he recurrido a formaciones anglosajonas (que sorpresa, no? ;) la mayoría de las cuales proceden del Reino Unido y a canciones publicadas desde finales de los setenta hasta finales de los ochenta que no tienen por qué ser las mas conocidas o representativas del grupo. Como siempre, entre los temas elegidos se podrían encontrar excepciones a alguna de las reglas ;-)

La lista de bandas y títulos es la siguiente:

  • "Burnin' for you", Blue Öyster Cult
  • "Piece of mind ", Boston
  • "Wild frontier", Gary Moore
  • "I surrender", Rainbow
  • "On and on", MSG
  • "Big city nights", Scorpions
  • "Wishing well", Free
  • "Rainbow in the dark", Dio
  • "Don't believe a word", Thin Lizzy
  • "Eye of the tiger", Survivor
  • "Days of no trust", Magnum
  • "Don't stop believin' ", Journey
  • "Better by you, better than me", Judas Priest
  • "Knocking at your back door", Deep Purple
  • "Here I go again", Whitesnake
  • "Think it over", Uriah Heep
  • "Doctor, doctor", UFO
  • "I was made for loving you", Kiss
  • "Only time will tell", Asia
Aquí se puede descargar la versión en formato MP3 de la mezcla y aquí una versión en formato Vorbis con una calidad algo mejor y que además facilita la reproducción sin saltos. Espero poder colgar alguna recopilación más en Agosto. Hasta entonces keep on rockin' !

domingo, 27 de junio de 2010

Unix Power Tools

Este es uno de los libros más interesantes que me he encontrado sobre sistemas Unix (incluyendo a Linux y Mac OS). No es un texto estructurado como un manual o tutorial de aprendizaje ni tampoco la típica referencia basada en documentación técnica oficial. Es una especie de compendio de conocimiento teórico y (sobre todo) práctico sobre Unix y los mecanismos y herramientas que lo hacen tan potente. Eso sí, requiere un dominio básico de la interfaz de comandos de este tipo de sistemas y cierta familiaridad con sus características principales para poder aprovechar el potencial de sus más de 1000 páginas:




Aquí podemos ver la ficha en la web de su editorial y aquí pueden descargarse los ejemplos. A pesar de que el "tocho" lleva 8 años sin actualizar, sigue siendo altamente recomendable como prueban las reseñas que aún cosecha en Amazon.

A continuación incluyo como muestra mi traducción libre de algunos pasajes interesantes de sus capítulos introductorios donde se habla de la "filosofía Unix". Puede que en el futuro caigan algunos más si el tiempo lo permite...

¿Que tiene Unix de especial?

[...]
Unix es único en el sentido de que no fue diseñado como un sistema operativo comercial destinado a ejecutar programas de aplicación, sino como un juego de herramientas para el hacker, por y para programadores. De hecho, una versión temprana del sistema operativo se llamó PWB (Programmer's Work Bench) o "banco de trabajo del programador".

Cuando Ken Thompson y Dennis Ritchie programaron la primera versión de Unix en los laboratorios Bell de AT&T fue para su propio uso y para sus amigos y colegas de trabajo. Varias personas fueron añadiendo utilidades según se les presentaron nuevos problemas a resolver. Como Laboratorios Bell no estaba en el negocio de los ordenadores se cedió el código fuente a las universidades por una tasa simbólica. Brillantes investigadores escribieron su propio software y lo fueron añadiendo a Unix en una oleada de anarquía creativa[...]

Unix también es importante para usuarios avanzados porque es uno de los últimos sistemas operativos populares que no te obliga a trabajar con una interfaz de menús, ventanas y ratón de "talla única". Sí, puedes hacerlo si quieres y te harán ahorrar tiempo en muchos casos. Pero Unix también te da una serie de piezas que con algo de formación y práctica te proporcionarán más opciones de las que cualquier diseñador de software pueda meter en un conjunto de menús. Si aprendes a usar Unix y sus utilidades desde la línea de comandos, no tendrás que ser programador para hacer cosas muy potentes con unas pocas pulsaciones de teclado.
[...]

La fuerza crece en ti

Se ha llegado a decir que Unix no es tanto un sistema operativo como una forma de pensar. En "The UNIX programming environment", Kernighan y Pike escribieron que en el corazón de la filosofía Unix está la idea de que "la potencia de un sistema le viene más de las relaciones entre los programas que de los programas en sí mismos."
La mayoría de las utilidades no gráficas que se han venido usando en Unix desde el principio, hace más de 30 años, comparten la misma interfaz de usuario. Es una interfaz mínima, la verdad --pero permite conectar entre sí los programas en tuberías para llevar a cabo tareas que ningún programa podría realizar por sí mismo.
[...]
Un usuario novato empieza empalmando tuberías de comandos sencillas y cuando se hacen demasiado largas, salvándolas para su posterior ejecución en un archivo, alias o función del shell. Gradualmente, si el usuario tiene el carácter adecuado, capta la idea de que el ordenador puede hacer más de la parte aburrida de muchas tareas. Quizá empiece usando un bucle for para aplicar el mismo script de edición a un conjunto de archivos. Luego seguirán condiciones y bloques case y pronto se sorprenderá a sí mismo programando.
[...]
Puedes salir de los límites impuestos por las herramientas que proporciona el sistema y resolver problemas que no encajan en el molde. A esto se le llama a veces hacking; en otros contextos se le llama simplemente "ingeniería". En esencia es la habilidad para construir una herramienta cuando no tienes a mano una adecuada.

Ningún programa, por muy bien pensado que esté, es capaz de resolver cualquier problema. Siempre va a haber un caso especial, una necesidad especial, una situación que escapa a lo esperado. Pero Unix no es un único programa. Es una colección de cientos de ellos, y con esta colección de herramientas básicas, una persona con el suficiente ingenio y/o dedicación puede enfrentarse a prácticamente cualquier problema informático.

lunes, 21 de junio de 2010

Editando archivos MP3 sin pasar a WAV

Al que utiliza frecuentemente archivos de audio en formato MP3 se le podría presentar la necesidad de editar algunos de estos archivos para realizar sobre ellos ciertas operaciones básicas como cortarlos en trozos (p.e. para separar las canciones de una actuación musical en directo) , cambiarles el inicio o final haciendo un fade in o un fade out o simplemente modificar su volumen global.

Normalmente uno echaría mano de un editor de audio tipo Audacity para realizar este tipo de operaciones. El problema es que así lo que estaría haciendo sería decodificar los archivos MP3 a formato WAV para aplicarle a la forma de onda resultante alguno de los cambios mencionados y luego aun faltaría volver a codificar al formato MP3 cada archivo (o trozo obtenido) con la consiguiente pérdida de calidad. Bien pensado, el asunto se vuelve algo engorroso usando el enfoque estándar, y más teniendo en cuenta lo básico de las modificaciones...

Por suerte existen utilidades especializadas en la edición de archivos MP3 que trabajan directamente con este formato y permiten realizar ciertas operaciones sin tener que decodificar y recodificar después. La buena noticia es que dos de ellas, altamente recomendables, son gratuitas (con licencias de tipo freeware). La mala noticia es que solo están disponibles para sistemas Windows, aunque siempre podremos usarlas en Linux mediante Wine, la "capa de compatibilidad" para aplicaciones Windows. Veamos cuales son estos programas:

  • mpTrim - Sencilla pero potente utilidad que permite recortar por los extremos un archivo MP3, bien para eliminar segundos de silencio o zonas de audio no deseadas (soporta fade-in y fade-out). También puede usarse para normalizar el volumen de las canciones. Por supuesto, todo lo hace sin decodificar el archivo MP3.
  • mp3DirectCut - Es una utilidad más parecida a un editor de audio tradicional, aunque trabaja directamente con los frames del estándar MP3 sin tener que decodificar a WAV. Soporta operaciones tipo copiar, cortar y pegar con las selecciones realizadas sobre el audio. También se puede usar para modificar el volumen (incluyendo la normalización) del archivo de audio o dividirlo en distintas pistas (por supuesto en formato MP3 sin recodificar).

viernes, 11 de junio de 2010

Predicador

¿Qué relación pueden tener un reverendo renegado que busca a Dios para ajustar cuentas, una atractiva chica de armas tomar, un vampiro irlandés modelado con Shane MacGowan en mente, un soldado alemán sin sentido del humor (ni piedad) reclutado por una sociedad secreta conocida como El Grial que guarda el linaje de Jesucristo, un ente llamado Génesis fruto de la unión de un ángel y un demonio...? Pues que son algunos de los principales personajes de Predicador, la serie de cómics concebidos originalmente entre 1995 y 2000 por Garth Ennis y Steve Dillon y publicados por DC Comics.

En España fueron publicados unos años después por Planeta D'Agostini en números sueltos y tomos recopilatorios, aunque recientemente han lanzado un "cofre" que lo recopila en su totalidad en dos tomos de unas 800 páginas más uno de 500 con números especiales y portadas originales comentadas. Todo un regalo para el que esté dispuesto a pagar los 100 eurazos que vale actualmente. No me considero ningún entendido (y menos un friki ;) de los comics pero francamente, esta serie, en cualquier formato (puede encontrarse alguna muestra escaneada), es altamente recomendable por su calidad gráfica y literaria. En especial se lo aconsejaría a todo fan del Tarantino de Reservoir dogs y Pulp fiction, de los westerns al estilo de Grupo salvaje y de la (sub-)cultura americana y las road movies en general. Porque va aderezado con un humor más negro que el carbón, abundante (y a veces retorcido) sexo, violencia gratuita y excesiva; salpicado por una mezcla de cerveza, testosterona y bourbon y avalado por un total desprecio por la corrección política imperante. Dicen que hay una película en ciernes; esperemos que no la caguen como suele ser habitual, aunque siempre nos quedarán los comics ;-)

viernes, 28 de mayo de 2010

Generando listas de reproducción M3U

El formato de archivo M3U surgió como una forma fácil de guardar listas de reproducción de archivos MP3 en el famoso reproductor de audio Winamp. Realmente se trata de un fichero de texto donde se indican la ubicación y el nombre de los distintos archivos multimedia que forman parte de la lista de reproducción. Posteriormente se extendió el formato (Extended M3U) con líneas de comentario que indican la duración en segundos de cada canción, así como su título (y opcionalmente, su autor). Por el camino se propagó su uso a distintos reproductores y sistemas operativos, convirtiendose en un estándar de facto. Además de rutas relativas o absolutas a archivos de audio locales también puede usar el estándar URL para referenciar archivos o streams de audio remotos.

Aunque pueden crearse estas listas M3U desde muchos de los reproductores multimedia disponibles (o desde otras utilidades como EasyTAG), en ocasiones puede ser más útil e inmediato invocar a un programa de línea de comandos que genere la lista a partir de un conjunto de archivos especificados mediante un sencillo *.mp3. Como, dejando a un lado herramientas como FAPG --más apropiadas para generar listas de reproducción a partir de extensas colecciones de carpetas llenas de archivos musicales-- no parecía haber nada sencillo que encajara completamente con mi uso habitual, me dispuse a programar un shell script.

Su función es generar una lista de reproducción (según la sintaxis de M3U, claro) que incluya referencias a los archivos MP3 y/o Vorbis pasados como parámetros. Por defecto escribe los datos a pantalla (la salida estándar), por lo que para guardar la lista deberemos usar el redireccionamiento de salida (>) indicando el nombre del archivo con extensión .m3u a crear. Así podemos previsualizar en pantalla la lista antes de guardarla y el script se mantiene simple y efectivo. Lo ideal para que la lista generada funcione en cualquier sistema operativo será invocarlo desde el directorio donde estén las canciones (usando comodines que abrevien el asunto) para que no se incluyan rutas en las referencias a estas. Obviamente, el archivo M3U deberá situarse en la misma ubicación para funcionar correctamente. Otra restricción para hacerlo compatible con Windows y sus reproductores (sobre todo con WMP ;) es codificar el texto usando el estándar Latin-1 (de ello se encarga la herramienta iconv) en lugar del más moderno UTF-8. Esto hará que en pantalla las eñes y vocales acentuadas se vean sustituidas por un símbolo de interrogación, ya que las consolas modernas de Linux usan UTF-8, pero el archivo generado será más estándar. Si quisieramos ceñirnos a UTF-8 y los reproductores que lo soportan, podríamos quitar del script la llamada a iconv y usar en el archivo de salida la extensión .m3u8 para "hacerlo oficial" ;-)

Aquí puede descargarse el script, llamado m3u a falta de un nombre mejor. Sólo comentar que la extracción de información de los archivos MP3 y OGG la manejo con las utilidades eyeD3 (la mejor para manejar metadatos de MP3) y ogginfo (que forma parte de las vorbis-tools). Espero que sea de alguna utilidad a alguien. Cualquier corrección y/o sugerencia será bienvenida ;-)

miércoles, 19 de mayo de 2010

Uniendo archivos desde Nautilus

En el último post presentaba na-split, una extensión para Nautilus que permite partir archivos grandes en trozos de 100 MB (por ejemplo para poder compartirlos usando RapidShare). Unos días después le toca el turno a na-join, la extensión que permite unir de nuevo esos trozos (o los generados con otros programas como los que comentaba en este post anterior).

Para entender cómo crear nuestras propias acciones de Nautilus remito al citado post sobre na-split. De na-join, simplemente comentar que la opción Unir del menú contextual estará disponible sólo para archivos con una extensión numérica como .01 o .000 (o dicho de otro modo, sólo para el primer trozo empezando a contar desde cero o uno y con uno o dos ceros a la izquierda). Se comprobará si hay más trozos para poder unirlos y también si ya existe el archivo de destino. El trabajo sucio de ensamblaje de los trozos lo hace el comando estándar cat, experto en concatenar archivos, tanto de texto como binarios. Espero que este sucedáneo sea de utilidad ;-)

viernes, 14 de mayo de 2010

Dividiendo archivos desde Nautilus

En el último post hablaba del gestor de archivos Nautilus; de sus principales características y de cómo extender su funcionalidad usando nautilus-actions, un paquete disponible para Ubuntu. Para ilustrar este último asunto explicaba los pasos necesarios para añadir una opción al menú contextual que permita al usuario abrir una consola de comandos en el directorio elegido. A pesar de la sencillez del ejemplo (sin menospreciar su utilidad, simplemente invocaba a gnome-terminal con los argumentos adecuados) quedaba de manifiesto el potencial de estas acciones de Nautilus.

Hoy voy a intentar ampliar mi introducción presentando una nueva extensión que he programado recientemente. Se trata de añadir al menú contextual una opción que permita trocear cualquier archivo grande. En un post anterior repasaba varias utilidades que podemos usar tanto en Windows como en Linux para estos menesteres, pero ahora buscaremos la forma de hacerlo sin salir de Nautilus.

El procedimiento es el mismo que el visto en el anterior post sobre las Acciones de Nautilus: crear una nueva acción llamada Dividir y editarla para definir el nombre y descripción de la opción de menú asociada, así como el programa se debe ejecutar al elegirla y con qué parámetros. El programa que realizará el trabajo es split, utilidad estándar de GNU/Linux que permite trocear archivos desde la consola, pero como los argumentos a pasarle son algo retorcidos y además nos interesa comprobar ciertos asuntos antes de invocarlo, la solución pasará por programar un sencillo shell script que haga de "envoltorio", al que llamaremos na-split. Los detalles de la acción esta vez serán los siguientes:



En la solapa Condiciones marcaremos la opción Sólo archivos. Por lo demás solo nos quedará colocar el archivo na-split en un directorio de programas como /usr/local/bin y darle permisos de ejecución. El código que contiene es básicamente el siguiente:

#!/bin/bash

# Tamaño del trozo tal como lo entiende split (100*1024*1024 bytes)
trozo="100M"

# El 1er argumento recibido debe ser el directorio y el 2º el archivo
dir=$1
file=$2

# Se configura la herramienta a utilizar, split (de GNU coreutils)
tool=$(which split)

# Si no está disponible se muestra mensaje de error
if [ -z "$tool" ]; then
zenity --error --title "Dividir" \
--text "No se encontró el comando 'split'"
exit 1
fi

# Se comprueba si el tamaño del archivo es mayor de 100MB
sizeinbytes=$(ls -l $dir/$file | cut -d' ' -f5)

# Si no es así se muestra mensaje de error
if [ "$sizeinbytes" -le 104857600 ]; then
zenity --error --title "Dividir" \
--text "El tamaño del archivo debe ser mayor de 100 MB"
exit 1
fi

# Si todo ha ido bien nos vamos al directorio y dividimos el archivo
cd $dir
$tool --numeric-suffixes --suffix-length=3 \
--bytes=$trozo "$file" "$file."

Como puede observarse en el código y sus comentarios adjuntos, antes de invocar al comando split compruebo que está instalado y que el archivo a partir tiene un tamaño adecuado. Lo único que quizá merezca un comentario extra es el hecho de que los mensajes de error en este tipo de scripts hechos para nautilus-actions no se pueden mostrar con echo o printf ya que no hay consola, por lo que utilizo Zenity, un proyecto vinculado a GNOME que permite interactuar con el usuario usando cuadros de diálogo.

La combinación de los tres elementos: nautilus-actions, scripts en bash y Zenity permiten extender de forma relativamente sencilla las capacidades de Nautilus para hacerlo más potente y mejor adaptado a nuestras necesidades cotidianas. Y si una vez creadas nuestras extensiones, vemos la forma de compartirlas de manera más fácil (¿recuerdas ese botón Importar/Exportar en la utilidad de configuración?) pues mejor, ya que todos saldremos ganando ;-)

viernes, 7 de mayo de 2010

Nautilus en acción

Nautilus es el explorador y gestor de archivos del escritorio GNOME. A pesar de su sencilla interfaz, que roza el minimalismo, cuenta con abundantes e interesantes funcionalidades:
  • Uso de un panel lateral para mostrar los Lugares del Equipo (carpetas virtuales, unidades de disco y otras ubicaciones de datos), el Árbol de directorios u otros tipos de información útil a la hora de navegar por el sistema de archivos.
  • Posibilidad de abrir múltiples solapas para trabajar simultaneamente con archivos de varias ubicaciones.
  • Posibilidad de mostrar una barra de direcciones donde introducir manualmente rutas locales o remotas.
  • Soporte de sistemas de archivos virtuales mediante el uso de GVFS, incluyendo por ejemplo ubicaciones remotas en servidores FTP usando direcciones del tipo ftp://servidor/directorio o carpetas compartidas de Windows mediante direcciones del tipo smb://equipo/carpeta.
  • Posibilidad de adjuntar nuestros comentarios a cualquier archivo o directorio desde la solapa Notas de su ventana de propiedades (menú contextual - Propiedades.)
  • Posibilidad de personalizar el aspecto de un archivo o carpeta añadiendo un emblema a su icono (solapa Emblemas de su ventana de propiedades.)
  • Soporte de atajos de teclado para la mayoría de operaciones habituales y otras especiales como mostrar los archivos y carpetas ocultas pulsando Ctrl-H (amplia referencia de los atajos de teclado aquí)
Además, una posibilidad especialmente interesante de Nautilus es la de ampliarle su funcionalidad con una serie de extensiones, algunas de las cuales podemos descargar desde los repositorios oficiales de Ubuntu. Para obtener una lista de estas desde consola podemos usar la siguiente línea de comandos:

apt-cache -n search ^nautilus-

Tenemos extensiones útiles para ciertas tareas específicas como convertir archivos de audio, manipular imágenes, compartir carpetas en la red usando Samba o abrir una consola en el directorio elegido. Pero lo verdaderamente interesante es que si instalamos la extensión nautilus-actions, podremos crear nuestras propias extensiones para Nautilus...

Como ejemplo vamos a crear una extensión que nos permita abrir una terminal en cualquier directorio. Sí, ya sé que hay un paquete que nos instala una extensión que hace precisamente eso, pero vamos a hacerlo por nuestra cuenta para ver lo fácil que puede ser crear otras extensiones que aun no existan y que puedan sernos de utilidad:
  • El primer paso consiste en asegurarnos de que tenemos instalado el paquete correspondiente tecleando desde consola: sudo apt-get install nautilus-actions
  • Ahora ya podemos ejecutar la utilidad que incluye ese paquete para configurar las Acciones de Nautilus: nautilus-actions-config, por ejemplo desde el diálogo de Ejecutar aplicación que aparece al pulsar Alt-F2.
  • Pulsamos el botón Añadir y rellenamos los campos de la siguiente forma:
  • El campo Etiqueta se refiere a la opción que aparecerá en el menú contextual, mientras que el llamado Consejo nos sirve para una explicación más extensa que aparecerá en la barra de estado de Nautilus. El campo Icono no lo usaremos, aunque podría estar bien para ciertas extensiones. Los campos realmente importantes son los del apartado Acción, que definen la acción a realizar cuando se elija la opción del menú contextual. El primero, llamado Ruta se refiere al programa a ejecutar, en nuestro caso el emulador de terminal de GNOME, gnome-terminal. El campo Parámetros permite definir qué parámetros se le pasan al programa especificado en el campo anterior, y en nuestro caso se trata de pasarle el directorio elegido. Esto lo hacemos usando la opción --working-directory= del programa gnome-terminal (averiguada tras consultar su manual electrónico) y a continuación las variables especiales que, tras informarnos pulsando el botón Leyenda, deducimos que nos servirán para especificar la ruta completa hasta el directorio seleccionado.
  • Un último detalle que configuraremos en la solapa Condiciones, nos permitirá limitar que nuestra nueva opción de menú sólo se muestre para los directorios, marcando la opción Sólo carpetas.
Nuestra nueva opción del menú contextual de Nautilus ya estará lista para funcionar. Desde la utilidad de configuración Acciones de Nautilus también podremos exportar nuestras acciones a otros usuarios (de nuestro sistema o de otro externo) o importarlas usando el archivo de configuración generado. Eso lo probaremos en una próxima entrega para compartir con los demás una nueva acción creada para extender la funcionalidad de Nautilus: poder partir archivos grandes en trozos ;-)

martes, 4 de mayo de 2010

After Rock

¿Hay vida después del rock? El revolucionario estilo musical surgido a mediados de los 50 tuvo un par de décadas de auge en que evolucionó mezclándose con otros subestilos de la música popular como el blues, el jazz, el country, o el pop, lo que dejó por el camino una abundante y variopinta descendencia. Incluso hubo flirteos con los sonidos de oriente y la música clásica en un intento de trascendencia que acabaría por extraviarlo hasta que el punk lo devolvió de nuevo a sus coordenadas iniciales: simplicidad, espontaneidad y crudeza. La siguiente década lo volvió a llevar a las masas en forma de producto de consumo y en los 90 fue supuestamente rescatado por el grunge y el indie-rock, que trataron de resucitarlo con un aspecto rejuvenecido y salvaje dándole una mano de pintura setentera...

Pero no todo el mundo quería devolverlo a los viejos caminos polvorientos de Norteamérica o a sucios sótanos londinenses. Algunos estaban más interesados en volver a utilizarlo como punto de partida para volver a explorar viejas fronteras y conquistar nuevos territorios sonoros. En lugar de buscar inspiración en revalorizados vinilos de Neil Young, les interesaban más los inquietantes himnos de decadencia urbana de The Velvet Underground y las aplicaciones prácticas del minimalismo y la música ambiental tal y como algunos pioneros como Brian Eno habían venido documentando desde tiempo atrás. Como ocurre a menudo, a estas iniciativas musicales se las acabaría agrupando bajo una etiqueta demasiado vaga para ser útil: Post-rock. Diversas corrientes, demasiados grupos que van por libre, numerosas y a veces dispares influencias, pero quizá un denominador común: instrumentos típicos del rock usados de forma poco convencional para producir nuevas texturas y paisajes sonoros, a menudo instrumentales.

Una selección personal de canciones salidas de esos territorios o de otros vecinos como el rock progresivo y algún guiño a sus influencias originales:
  • "Neighborhood #1", Arcade fire
  • "Starlings", Elbow
  • "I'm Jim Morrison I'm dead", Mogwai
  • "Moonchild (The dream)", King Crimson
  • "Trains", Porcupine tree
  • "Snowfall", God is an astronaut
  • "Koyaanisqatsi", Philip Glass
  • "Ostinato", Eluvium
  • "Significant other", Steven Wilson
  • "Burial at sea", MONO
  • "In dark trees", Brian Eno
  • "Godan daginn", Sigur Rós
  • "Remember me as a time of day", Explosions in the sky
  • "Grey scale", Fennesz
  • "Sleepless", The decemberists
Aquí se puede descargar la versión en formato MP3 de la mezcla y mediante este otro enlace una versión en formato Vorbis con una calidad algo mejor y que además facilita una reproducción sin saltos. Aunque no faltan momentos de tensión y energía melódica, en la mezcla predominan largas partes instrumentales cuyas texturas y patrones repetitivos pueden inducir a la ensoñación e incluso al sueño, por lo que se desaconseja su escucha mientras se conduce ;-)

miércoles, 28 de abril de 2010

Metadatos en los archivos de audio (y II)

En un post reciente trataba el asunto de los metadatos en los archivos de audio, principalmente MP3 y Vorbis, y recomendaba un par de programas para editarlos, tanto en Windows como en Linux. Ambos hacen uso de una interfaz gráfica para importar y modificar de distintas formas la información de las canciones, permitiendo además renombrar los archivos a partir de esta (o viceversa.)

El problema es que a veces uno puede necesitar leer o modificar esos metadatos que contienen los archivos de audio desde la consola, por ejemplo para automatizar ciertas manipulaciones mediante el uso de un shell script. Como no podía ser de otra forma, Linux cuenta con numerosos programas de consola para estos menesteres:
  • mp3info: muestra información técnica sobre los archivos MP3 y permite leer y editar (también de forma interactiva) sus metadatos. Sólo soporta ID3v1.x.
  • id3tool: sencilla herramienta especializada en leer y escribir metadatos de archivos MP3 en su versión ID3v1.x.
  • id3v2: permite listar, editar y convertir etiquetas ID3 en sus versiones 1.x y 2.3, pero no en la 2.4.
  • mid3v2: es una reimplementacion del anterior usando mutagen, un módulo Python que lo hace más potente que la herramienta original, soportando todas las versiones de ID3. La única nota negativa es que no permite escribir etiquetas en formato ID3v1.1, aunque sí las lee.
  • eyeD3: script Python que permite listar, editar y convertir los metadatos ID3 en todas sus versiones y con distintas codificaciones, permitiendo además elegir entre versión 1.x y 2.x. El programa de consola más completo entre los citados para trabajar con MP3.
  • vorbiscomment: es la herramienta oficial (incluida en vorbis-tools) para listar o manipular los metadatos de archivos Vorbis. Cuenta con todas las funcionalidades necesarias.
  • metaflac: sería la herramienta equivalente para los archivos de audio en formato de compresión sin pérdida FLAC.
Todas estas herramientas pueden utilizarse de forma no interactiva desde consola o dentro de un shell script para tratar con metadatos de archivos MP3, Vorbis y FLAC. Algunas de ellas están portadas a Windows y las que no, probablemente cuenten con alguna alternativa similar, aunque la aparición de nuevos programas de consola desarrollados expresamente para este sistema operativo es cada vez más rara.

En el caso del formato MP3 y volviendo al mundo Linux, conviene utilizar aquellas más actuales que soporten el mayor número de versiones de ID3: mid3v2 o eyeD3, dependiendo de nuestras necesidades concretas (un vistazo a sus páginas de manual nos ayudarán a decidir) y principalmente de si necesitamos escribir metadatos en versión ID3v1.x. Esto podría sernos útil al escribir metadatos en archivos MP3 que vayan a usarse también en Windows (prácticamente cualquier MP3 que pensemos compartir ;) ya que aunque los tags ID3v2.4 (con su codificación UTF-8) son ampliamente soportados por los reproductores de Linux, parece ser que Windows Media Player (al menos hasta el momento) se ha quedado en la versión 2.3. Aprovechando que las etiquetas de ID3v1.1 se escriben en otra parte del archivo MP3 (al final y no al principio) y para no dejar de usar el mejor estándar posible por culpa de WMP, puede ser conveniente escribir también las etiquetas versión 1.1 para que los reproductores "obsoletos" tengan metadatos a los que hincarles el diente ;-)

Para acabar este segundo post sobre el tema sólo me queda presentar TagSaR (de Tag Save and Restore), un shell script que tras varias modificaciones he dado por terminado recientemente. Su función es salvar a archivos los metadatos de canciones MP3, Vorbis o FLAC y poder restaurarlos posteriormente desde esos mismos archivos de etiquetas (archivos de texto con extensión .tag) a los archivos de audio en cualquiera de los tres formatos. Internamente hace uso de algunas de las herramientas comentadas y para el caso de los archivos MP3 escribe en los dos formatos ID3 comentados para una mayor compatibilidad con los reproductores de audio. Espero sea de utilidad a alguién más (a mí ya me ha compensado el esfuerzo del parto ;)

lunes, 26 de abril de 2010

ElectroDark V2.0

Esta es la 2ª versión (y definitiva) de una mezcla que hice hace años para recopilar canciones procedentes de ciertos subestilos musicales como el electro-industrial, el llamado EBM (de electronic body music), el dark wave y el future-pop. Independientemente de cómo se etiquete a los grupos que las produjeron, todas las canciones comparten ciertos elementos y/o características: por un lado el uso de herramientas básicas de la música electrónica moderna como sintetizadores, samplers y cajas de ritmo (en ocasiones junto a instrumentos típicos del rock.) Por otro el ambiente futurista, a veces etéreo y en algún momento distópico, pero siempre oscuro o melancólico. Estos rasgos las hacen encajar sin demasiado esfuerzo entre ciertas subculturas alternativas como pueden ser la escena gótica y la cyberpunk, cuya intersección se ha dado en llamar Cybergoth...

La lista de títulos y autores:
  • "Burnin' heretic", Apoptygma Berzerk
  • "Awake", Assemblage 23
  • "Almost the same", Clearlake
  • "Monochrome", Covenant
  • "Post houmous", Morcheeba
  • "Leave you nothing", Mesh
  • "Consequence", The notwist
  • "Groundloop", In the nursery
  • "Silent ceremony", Front line assembly
  • "Sonne", Rammstein
  • "Holding on", VNV Nation
  • "Ordinary days", Paradise lost
  • "You hear me in your dreams", Project Pitchfork
  • "One perfect lie", Gary Numan
  • "Man next door", Massive attack
  • "Strange little girl", Tori Amos
  • "Sacrifice", Front 242
  • "Situations like these", Icon of coil
  • "Invisible & silent", Covenant
Aquí puede descargarse la versión MP3 y en este otro enlace la versión Vorbis con una calidad algo mejor y con pleno soporte para una reproducción sin saltos. Si te gusta Blade Runner, te suena de algo William Gibson y no les haces ascos a los Sisters of mercy, esta recopilación te infectará rápidamente. En cualquier otro caso bien merece una escucha antes de regresar al planeta Pop...